Reseña: 5 Elementos
de Jesulink

domingo, 30 de julio de 2017

Se acerca la recta final para este gran cómic español, y qué menos que dedicarle una entrada con especial cariño. Preparaos porque 5 elementos ha puesto el pie en nuestro blog y ha pisado fuerte para dejar huella.

En un mundo devastado tras una guerra colosal, millones de elementales conviven juntos en sus respectivas provincias. Existe un pueblo, un pueblo llamado Beluga (No confundir con Verruga). Es un lugar tranquilo, habitado por viejos avaros y ardillas con sobrepeso, raro, pero tranquilo. Hasta que un aciago día se muda una familia de elementales de fuego. Y entonces Beluga se convierte en un lugar ya no tan tranquilo. (Y más raro, vaya que sí.)

En esta dimensión, los elementales son usuarios de cierto elemento, de lo que sería su propia tabla periódica. (Dicho elemento forma parte de ellos, lo utilizan como el respirar.)

Donde hay cuatro elementos principales: fuego, agua, tierra y aire. De cuyas mezclas y variantes nacen nuevos y distintivos elementos por pura genética. Sin embargo, tanto el agua como el fuego son conocidos como los más poderosos de la región, aquellos que salieron más beneficiados tras la guerra del día 0.

Y agarraos al asiento del metro, porque en Beluga los elementales de fuego no son lo que se dice muy bien recibidos. Kaji Llamaviva, el protagonista de nuestra historia, es aquel que se muda con su familia al monte del pueblo. Debido a su elemento ígneo y su estatus social, al principio es realmente odiado por todos sus compañeros y especialmente por sus (no tan queridos) profesores del colegio. Pero Beluga esconde muchos secretos y rincones por descubrir, que tal vez, sean más grandes de lo que parecen.

Los personajes de 5 Elementos, son todos unos verdaderos elementos. (Qué jocosidad.) Hay tipos muy variados y variopintos, desternillantes, de todos los tamaños y colores, pero sobre todo originales y charlatanes como en ningún otro cómic puedas ver. Cada personaje evoluciona en su entorno y aquello que les sucede, acaba marcándolos de una forma que les hace avanzar hasta mejorar como elementales, y como personas. (Aunque siempre cae uno que no cambia, nunca.) En especial, os diré todo lo que necesitáis saber sobre sus protagonistas.

Kaji Llamaviva: Desde que envían a su padre a vigilar pueblo Beluga, la vida de este adolescente atormentado no da un giro, da varios saltos mortales y una voltereta hacia atrás. Si ya era odiado por su condición elemental, Kaji porta consigo un libro blanco perteneciente a su tío Benjamin (el cual anda un poco… desaparecido). Un diario que habla de un tal “Válbrandur”, el líder de los 5 Elementos. A pesar de que aquellos cinco héroes fuesen de gran ayuda en épocas anteriores, según la historia de los elementales, traicionaron a su rey y a su patria en el último momento. Creando el caos en el mundo elemental y matando soldados a diestro y siniestro. A diferencia de los demás, Kaji no les detesta a muerte, él quiere saber la verdad. Y por ello se verá metido en un berenjenal de cuidado. (Problemones are coming.) Pese a que su nombre significa "volcán", es un chico respetuoso y agradable. (Bastante pasivo-agresivo.) También es pelirrojo, como toda su familia.

Su padre, Ember Llamaviva, es un bajo cargo de la milicia del país, Leona. Es excesivamente patriótico a su elemento y siempre tiene un brazo escayolado. (Y un váter al que adora… más que a sus hijos.) Su hermano pequeño, Chisp, es un crío barra empresario barra “muchimillonario” en potencia. Y su madre Karolina, que es un amor, trabaja de horno en una panadería.

Lluvia Aquarrica: La número uno del colegio, la más fuerte, la que tiene más carácter que los otros cuatro juntos. Y la que más grita también. Siendo una elemental de agua, Lluvia tiene un poder asombroso, está llena de talento y se ha entrenado mucho para ganarse un nombre entre los mejores. Como arma usa un paraguas que suele transformar en una espada de agua torrencial. Su relación de amistad con Kaji empieza y acaba el día que se conocen. (Tendréis que verlo.) Convivir con él no será sencillo, ella le hará la vida imposible, pero la historia que les depara quizá llegue a unirlos a todos más de lo que creen. No son tan distintos.

Si los Llamaviva podían considerarse como ricachones, el señor Aquarrica (dueño de los parques acuáticos e industrias Aquarrica) lo es más aún. Eso de que haya en el pueblo alguien más importante que él, no le hace mucha gracia. (¿Me pregunto de dónde habrá sacado su hija tales problemas de superioridad? Es un misterio.) Lluvia también tiene un hermano mellizo, llamado Nizo (Gra-nizo). Es un grano en el culo.

Sókar Was: Alias, la voz de la razón. Es el pacifista del grupo, el que piensa antes de actuar. (El que recibe un balonazo el primer día de escuela.) Y a su vez es la sombra (su elemento) de Lluvia, su mejor amiga. Siempre va junto a ella, pues una sombra no puede andar muy lejos de su dueño. Resulta fácil empatizar con él, sabe controlar sus instintos a la perfección. Su arma es una enorme guadaña oscura y pocos han visto sus ojos al descubierto, sin vendas negras. Es capaz de teletransportarse por la vía de sombras.

Zap: (Sí, a secas. Como las oreo del Mercadona.) Este chico rubio, hiperactivo y elemental de rayo es la excepción de la regla. (La destroza por completo con su ataque: Pollo frito. Level 1.) Es huérfano, y creedme cuando os digo que no queréis saber qué pasaba en ese orfanato. (Sueña con dejarse crecer una barba a sus trece años.) A pesar de lo que aparenta, Zap es un personaje sensible. Cuando todos le daban la espalda a Kaji, él estaba ahí. Este personaje no tendrá muchas luces (hoy estoy que me salgo), pero desde luego tampoco juzga a nadie por su apariencia. (Excepto a Matarratas, al que tiene hecha la cruz de por vida.) Como dato extra, este chico es capaz de cargar su consola metiéndose el cargador por la nariz, pudiendo así jugar de forma ilimitada.

Matarratas Rod Rattengift: Mat es un elemental de virus, y tristemente, mata todo lo que toca. Su nivel de sarcasmo no tiene límites, es mordaz, así como su capacidad para soportar a Zap las horas lectivas. Su hermana se llama Rubeola y es una universitaria a la que le va la marcha, por lo que casi siempre suele estar solo en casa investigando o estudiando sobre su elemento. Y la manera de no resultar tan letal para los demás seres vivos. (Tampoco está claro si es “uniojo”, pues el flequillo siempre le tapa uno. Y tiene cierto fetiche con las grullas de papel.) Su fallecido abuelo, al que guarda en estima, fue más importante incluso de lo que él cree. Todo un genio, como lo es él.

Dino AQuatro: Gran aficionado a la bebida y maestro de escuela que deja a un robot (principalmente asesino de niños) a cargo de sus alumnos. Cuando no está obligándoles a construir un castillo de papel gigante para vivir en él cual rey del mundo, Dino es un elemental de papel, según sus palabras: jamás tendrá problemas a la hora de ir al baño y quedarse sin rollo. Nació el día 0, en el final de la guerra elemental. Aparte de ser un pésimo director de colegio, no tiene pérdida como entrenador personal. A veces es demasiado emotivo y odia a los elementales de fuego con toda su alma. (Ergo, Kaji lo va a pasar canutas para aprobar su asignatura.) Su pasado es todo un enigma.

Hay decenas de elementales que son dignos de mencionar (Mierdófilus y su Ilíada, Leonardo Davín y su brazo de metal, Desangrador: un tipo de fiar, Lambda el espectro, los Yótums gigantes, Sauce Salicáceus: el elemental de planta marginal o el fiel teniente Adler), pero valdría más la pena leerse el cómic y no parar de reír, que oírme a mí parlotear más sobre ellos.

En general me apasionan esos personajes femeninos cañeros y llenos de fortaleza. O ver personajes poseedores de elementos que jamás creí que podían existir en este mundo. (Hay uno de huevo, ¡de huevo!) Los nombres elegidos son tronchantes y las sagas están divididas a la perfección para no resultar breves o tediosas.

La evolución del dibujo y las presentaciones son arrolladoras, tanto como lo es la trama épica, los escenarios o protagonistas. Incluso el humor se va perfeccionando, cuando la historia va cobrando más seriedad, dando unos despuntes que te sacarán esa sonrisa que llevas guardada. Aunque sin duda, el mayor misterio de la trama y aquello que une los caminos de cada héroe y heroína es: “¿Quiénes eran los 5 elementos?”

5 Elementos ha sido premiada varios años a Mejor manga de un autor español, recientemente también ha recibido el premio Heroes manga a: Mejor Webcómic manga. Es bastante querida y conocida en las expocómics (salones, expomangas o Japans). Y todo ello es en su mayoría gracias a su creador, del cual hablaremos muy pronto, porque tenemos una entrada especial preparada solo para él, ya que el final de la saga está casi a la vuelta de la esquina.

Desde Miserables Literarios le mandamos todo nuestro ánimo para su finalización en septiembre. Hasta la fecha, el cómic cuenta con setenta y nueve capítulos (más algún que otro jugoso extra). Si sumamos los cinco episodios que el autor subirá seguidos como final apoteósico, se hacen un total de 84.

Ahora vamos con lo más importante: ¿cómo y dónde leo #5Elementos?

Podéis encontrar todos los capítulos de 5 Elementos subidos hasta el momento aquí para leer online o descargar en el portal oficial. Y para saber más y estar al día con las noticias sobre las obras de este autor (el equipo LOFTUR, la parodia de Naruto: Raruto, el canal de Youtube: Kofi), ferias a las que asiste con su staff o descubrir varias curiosidades actuales, podéis pinchar en la página de Jesulink.

En su tienda oficial también encontraréis el modo de comprar los tomos que deseéis (en épocas especiales puede haber grandes ofertas, aunque los precios son bastante asequibles) de la obra que queráis, así como merchandising original (muy coqueto). En los tomos físicos encontraréis escenas especiales o inéditas, que no afectan a la trama (en digital) pero que guardan mensajes ocultos o escenas para troncharse.

A su vez, en España, existen algunas tiendas especializadas en cómics y manga donde venden 5 Elementos y Raruto.

En un par de meses daremos la despedida a 5 Elementos, tras tantos años buenos que nos ha dado, pero no dudéis en que será una llena de emociones, como tanto se merece. Este cómic no tiene edad, vale la pena darle una oportunidad y crecer junto a él. Cuando la aventura está tan llena de vida, yo diría que jamás morirá. Jamás nos abandona.

Pocas veces me veréis ponerla, pero mi nota esta vez será de cinco, sobre cinco estrellas.

Créditos de los iconos

También te puede gustar

0 comentarios

Subscribe