Reseña: Trono de Cristal de Sarah J. Maas

lunes, 19 de septiembre de 2016

Trono de Cristal
Editorial:Alfaguara Juvenil
Páginas:528
Precio: 16,95
ISBN:9788420403670
Tras un año de trabajos forzados en las minas de sal, la joven asesina Celaena Sardothien ha sido convocada por el príncipe del Reino de Endovier. Celaena no ha acudido con la intención de acabar con la vida del príncipe, sino con el deseo de conquistar su libertad. Si vence a veintitrés asesinos, ladrones y guerreros en una competición a vida o muerte, será liberada de prisión para ejercer como campeona real. El príncipe la aconsejará. El capitán de la guardia la protegerá. Pero algo maligno se esconde en el palacio de cristal, y está allí para matar. Mientras sus competidores van muriendo uno a uno, la lucha de Celaena por conquistar su libertad se convierte en una lucha por sobrevivir y en una incesante búsqueda del origen del mal antes de que destruya el mundo.

Ya tuve una mala experiencia leyendo a Sarah J. Maas (opinión en Goodreads) y tras dos libros suyos leídos me queda la sensación de que son, más o menos, todo lo contrario de lo que esperas cuando ves la sinopsis. ¿Veis Trono de Cristal? ¿Esperáis asesinatos, sangre, un personaje femenino interesante, tensión, intrigas o cualquier cosa decente? Ya, bueno, yo también lo esperaba.

Desde el principio la trama no tiene sentido. ¿El rey quiere elegir a un criminal para ser su asesino personal? ¿Organiza una competición para eso en su propio castillo? ¿Por qué? ¿Por qué vas a meter a 23 personas peligrosas en medio de la corte y no vas a decirle a nadie que están ahí? ¿Y esos criminales recorren el castillo cuando les da la gana? ¿Por qué van a colaborar y no crear ningún problema?

El rey, nuestro supuesto antagonista principal, organiza la competición y hace bomba de humo. Más o menos así:


Sigamos hablando de cosas poco creíbles, hablemos de Celaena Sardothien. Nuestra protagonista es una letal asesina que ha pasado un año esclavizada en las minas de sal, por lo que es normal que su comportamiento sea el siguiente:

—Pero con estos zapatos me duelen los pies —frunció el ceño lastimosamente—. No pretenderás que me quede de pie todo el día… ¿También para comer?

—Traedme las zapatillas —murmuró—. El suelo está frío como el hielo.

Todo muy normal, ¿no?

Celaena destaca por tres razones principales:

  • Es increíblemente insoportable: mimada, caprichosa, engreída, volátil, además de bastante cortita de mente y con una urgente necesidad de poner sus prioridades en orden.
  • No para de repetir lo increíble que es. Una y otra vez tenemos que aguantar sus discursitos mentales:
    Había apuntado al borde del anillo interior, y lo alcanzó con una precisión brutal. Podría haber hecho un círculo entero de flechas si hubiese querido.
    Aquella «ladrona de joyas» podía despellejarlos vivos sin necesidad de un cuchillo.
    Aunque luego, bueno, quizás sus pensamientos no coinciden mucho con la realidad:
    Dorian se quedó en el umbral, pues le daba miedo que Celaena se despertase si daba un paso más. Menuda asesina. Ni siquiera se había removido.

    —Tened cuidado —dijo Philippa entre risas—. No sabía que las asesinas a sueldo pudiesen ser tan torpes.

  • Lo más importante, es GUAPÍSIMA. Muy guapa. ¿Hemos mencionado lo guapa que es? Ella lo repite constantemente y también lo repiten todos los personajes que la rodean. ¿y quién podría resistirse? Con esos OJOS.
    A simple vista, se podía llegar a pensar que los ojos de Celaena eran azules o grises, quizás incluso verdes, según el color de su atuendo. Pero si uno se fijaba atentamente, el brillante anillo dorado que rodeaba sus pupilas contradecía aquella primera impresión.

No es Celaena el único personaje, y menos aún el único personaje de extraordinaria belleza. Por ejemplo, tenemos al príncipe heredero, Dorian Havilliard, que destaca por tener los ojos “azul zafiro” y por sentir su masculinidad atacada cuando lleva las botas limpias. Que no lo digo yo, ojo:

Los pantalones, afortunadamente, eran de un color gris claro, aunque sus botas de ante marrones parecían demasiado nuevas para su orgullo masculino.

Dorian no tiene muchas luces y su única función en la trama es… bueno, es hacer que Celaena nos repita quinientas veces las ganas que tiene de besarle. Eso sí, gracias a él podemos ver la profundidad de las reflexiones de Celaena, por ejemplo:

«¡Maldito sea por ser tan guapo!».

Otro personaje al que me gustaría destacar es Kaltain Rompier, que básicamente es la Regina George de Erilea, como podemos ver:

En aquel momento, la asesina oyó una risilla; queda, femenina y malvada: Kaltain.

Desde que aparece se dedica a odiar a Celaena básicamente porque le parece que es guapa, así que es competencia por conseguir el amor del príncipe. Ya se sabe, a eso nos dedicamos las mujeres.


Es gracioso, porque Celaena dice odiar este tipo de cosas:

—Odio a esa clase de mujeres. Están tan desesperadas por llamar la atención de los hombres que con gusto traicionarían y perjudicarían a sus compañeras de sexo. ¡Y luego decimos que los hombres son incapaces de pensar con el cerebro! Por lo menos, los hombres hablan claramente.

...y una vez más sus pensamientos la contradicen porque:

Vio al príncipe heredero bailando y riéndose con una idiota rubia.

El libro tiene detalles sexistas para dar y regalar. ¿Mujeres odiándose por un hombre? Sí. ¿Principio de la Pitufina? Sí. ¿Es Celaena especial y “no como el resto de chicas”? Sí. Y no sólo esto, es que además los personajes tienen la capacidad de distinguir si una chica es virgen o no por la forma en la que se comporta con los hombres.


La trama brilla por su ausencia entre todo esto. La “competición a vida o muerte” consiste en pruebas absurdas que se explican en resúmenes narrativos. Al principio parece que los competidores están obligados a quedarse en el palacio pero luego resulta que… ¿se pueden ir si les da la gana? O a Sarah J. Maas se le olvidaron las reglas de su propia competición o que alguien me explique por qué se cargan a un tío a flechazos por intentar escapar y otro se va en mitad de la noche ¡y a nadie le importa!

Aunque las cosas a las que esta gente no da importancia son algo a destacar. Se producen una serie de asesinatos brutales en el castillo que dirías que tendrían a todo el mundo preocupado y aterrorizado, pero no. No. A nadie le importa. A nadie.

—Lo he examinado una y otra vez durante los últimos días. El cadáver estaba completamente destrozado —el color abandonó las mejillas de Chaol—. Le sacaron las tripas y se las llevaron. Hasta el cerebro ha… desaparecido. Le he enviado un mensaje a vuestro padre, pero mientras tanto seguiré investigando.

—Me juego algo a que no fue más que una reyerta de borrachos.

¿¡Qué clase de borrachos conoces tú, hijo mío?! Que esto lo dice el príncipe, pero es que no es el único que demuestra su incompetencia extrema. Los guardias que vigilan a Celaena, por ejemplo, muestran también que saben hacer su trabajo de manera extraordinaria en este momento:

La asesina se volvió a mirar a los guardias.

—Estás muy guapa —comentó uno de ellos, Ress, con timidez.

—¿Vas a la fiesta? —sonrió otro.

—Resérvame un baile, ¿quieres? —añadió el tercero.

Ninguno de los tres le hizo preguntas.

Cabe destacar, además, que cuando se descubre quién estaba detrás de todos esos asesinatos resulta ser… justo quien te esperabas al principio y que el “duelo final” con el que finaliza esta intensa competición... se resuelve con un Deus Ex Machina más grande que el ego de Celaena.

Finalizando ya, tengo que decir que, a pesar de todo esto, el libro tiene sus momentos. A veces tiene detalles que te hacen pensar que podría haber funcionado si lo hubieran escrito pensando en una trama y no en “Celaena es maravillosa y no sabe si quedarse con el príncipe guapo o el capitán de la guardia guapo”. No he hablado de Chaol porque me parece un personaje decente y, al menos durante la primera mitad del libro, es el único que parece tener medio cerebro.

Si esperáis una historia épica con intriga y emoción, este no es vuestro libro. Si no os lo queréis tomar en serio y vais con ganas de reíros un poco, quizás hasta os guste un poquito.


Puntuación

También te puede gustar

13 comentarios

  1. Hola ^^
    Poco puedo decir del libro que no hayas dicho ya xD Creo que no voy a acabar esta segunda lectura porque es tan malo como recordaba y me está dando todos los males del mundo. Me es igual que mejore en el tercero (supuestamente, que no estoy segura de coincidir en gustos con quien me lo dijo). Al menos le has puesto un dos. Me esperaba un uno xD
    Besos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien, hay demasiados libros en el mundo como para leerse este dos veces XD Pues le puse un dos porque me reí bastante leyéndolo de lo absurdo que era todo y al menos no es aburridísimo (y me sigue pareciendo mejor que ACOTAR XD)
      ¡Besos y gracias por comentar! <3

      Eliminar
  2. JAJAJAJAJA XD En la parte del orgullo me he meado viva. ¿En serio? Cuidado con su masculinidad, no vaya a limpiarse más de lo debido... Que horror. Y lo de "Le han quitado el cerebro, pero seguro que han sido unos borrachos con sus tejemanejes de borrachos". No puedo. Yo lo empecé hace tiempo y la verdad, no pude soportar a las protagonistas, cuando no les trago, es que no les trago. Odio cuando el autor se sale de la trama para comentar: LO HERMOSOS QUE SON SUS PERSONAJES. "Que no viene a cuento, que te calles." xD La puntuación son los dos ojos X'D Ay... Muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los borrachos me parece una sobrada increíble, es que vamos xDDD Y el príncipe de verdad que es un caso perdido. Pero bueno, es que con lo guapos que son todos los personajes habrá que comentarlo una vez por párrafo, ¿no? No vaya a ser que no nos enteremos XD
      Y síii, la puntuación son los dos ojitos xDDD Me encanta como queda, Alex vuelve a hacernos magia de programador
      ¡Un besito y gracias por pasarte! <3

      Eliminar
  3. Soy fan de las canicas de puntuación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también, me río cada vez que entro en el blog y lo veo XD Es que Alex se lo curra mucho siempre.
      ¡Gracias por pasarte y besos! <3

      Eliminar
  4. Jajajaja ¡Pues un aplauso también para Álex! #OleOle

    ResponderEliminar
  5. Se nota que te has quedado a gusto, ¿no? Me ha encantado la reseña, y yo también soy muy fan de canicas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad XD Me alegro de que te haya gustado. ¡Besos! <3

      Eliminar
  6. ¡¡¡Me declaro fan incondicional de Shey!!! Tu reseña es buenísima. Me han dado ganas de leer el libro para poder reírme con todo lo que has puesto. Pero no te asustes. No pienso leerlo. Tengo pendientes muchos libros mejores que ese para perder el tiempo con él.
    Y que decir de las Canicas Estoy enamorada de vuestros efectos y por extensión de Alex.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nita XD No sé si me alegro de darte ganas de leer esta cosa pero yo tengo que confesar que me he quedado con algo de curiosidad por el segundo, así que entiendo tu punto.
      ¡Un beso y gracias por pasarte!

      Eliminar
  7. OHDIOS, GRACIAS. JAJAJAJAJAJA De verdad, no paraba de leer reseñas adorando el libro de una forma que... en fin, yo no entendía qué le veían. La verdad es que me recuerda un poco al caso de Graceling. Es un libro que tengo por la mitad actualmente y no me disgusta como Trono de Cristal, pero le veo algunas cosas que no me gustan nada. No quiero ponerme muy crítica porque no acabé el libro y juzgar sin leerlo completo está mal, pero por ejemplo, la protagonista es una chica con un don para matar. Literalmente. Y el rey la quiere usar para eso, precisamente. Y ella como no quiere matar a gente (que oye, está en su derecho de ser buena persona xD) se dedica a dejar inconscientes, romper alguna pierna, o ni eso... Y yo me pregunto. Si tiene un DON para matar (no es que sea muy buena luchando, es que su "poder" es MATAR) PORQUE NO LA HE VISTO MATAR A NADIE AÚN Y VOY POR LA MITAD YA. Porque si al final resulta que solo mata al malo de turno... me voy a reír xD
    Y también hay un misterioso príncipe guapísimo y ella es guapísima y tienen ambos unos ojos súper exóticos. Ay los clichés xD
    Ella es una chica dura de verdad, eso es cierto, no la voy a poner al nivel de Celaena para nada. Pero en el primer encuentro con el príncipe ya estaba sonrojándose como una colegiala y pensando en lo guapísimo que era y en cuánto le ponía, para ser claros. Y nos la venden de tía fría y que no quiere fiarse de la gente. Mmm. What.

    PERDÓN ME PUSE HABLAR DE ORTO LIBRO PERO ES QUE VI MUCHOS PARALELISMOS.
    Deseando leer más reseñas, te sigo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Gracias por el comentario, me alegro de que te haya gustado la entrada :)
      No había oído hablar de ese libro, me lo apunto por si alguna vez me apetece un libro malillo para reírme xD
      ¡Besos!

      Eliminar

Subscribe