La importancia de los roles femeninos en Harry Potter

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Cada vez son más los personajes femeninos que protagonizan series o novelas fantásticas, como en el caso de la saga de Harry Potter. Mirándolo de una forma positiva, sin entrar en el tema de los «tópicos», cada vez es más notable el número de autoras que publican este tipo de género. (No tantas como para hablar de «igualdad literaria», pero en crecimiento respecto a las últimas décadas.)

Podríamos hablar de Harry Potter como una de las muchas novelas juveniles que fueron precursoras para lograr esta grata situación actual. Y, si analizamos más a fondo, veremos el porqué. Harry Potter nos devuelve personajes del cuento renovados. Esconde magia en sus páginas, lugares u objetos inimaginables o conjuros y diálogos que se quedan grabados en la memoria (Menos en la de Longbottom). Pero sobre todo, quienes se comen ese vasto escenario, son sus personajes. Y aquí hoy queremos hacer hincapié (y spoilers), en los roles femeninos de nuestra infancia.

  • Ya que es una de las protagonistas con más valor, comenzamos conociendo a Hermione Granger, una niña inteligente, sagaz y empollona. hermoine-hate-face
    Algo desconfiada al principio, quizá por el trato que ha recibido por su personalidad tan peculiar en el pasado, y el hecho de ser una bruja con raíces muggles. Lo que podríamos destacar de ella, sin duda, es la lealtad firme a sus amigos y seres queridos. Este personaje suele anteponer las tareas, su esfuerzo y su futuro por encima de todo, pero también el amor por su familia. Su gran manejo de la magia es impecable respecto al de sus compañeros. En un mundo donde resaltan magos como Dumbledore o Voldemort, es importante recordar la presencia de Hermione. Incluso Harry cuenta con la ayuda de grandes brujas, jóvenes y más adultas, guardando sus espaldas.

  • Como también lo es Ginevra Weasley. Podemos coincidir en que las películas no hacen un gran favor al personaje de Ginny. Ginny-hechizo
    Su personaje avanza a pasos agigantados, desde esa pobre niña que debe ser rescatada en la cámara de los secretos, hasta la gran jugadora de Quidditch que consigue el cariño del protagonista. Deja de ser «la hermana de Ron», la única chica en una familia de siete hermanos, para transformarse en una gran mujer y una talentosa jugadora. Ginny puede mostrar cierta sangre fría a la hora de atacar al enemigo, tampoco duda en unirse a la batalla y no siente temor a la hora de amar a Harry Potter. Incluso en el momento donde Harry desea apartarla de su lado para no ponerla en peligro, ella se muestra comprensiva y le advierte de que eso no es importante. Porque Ginny nos enseña que no importan los riesgos si crees que haces lo correcto, y más aún por ayudar a quienes lo necesitan.

  • Ginny tuvo que tener una mentora. Nada más y nada menos que su madre, Molly Weasley. Criar a siete hijos (y un marido), siendo dos de ellos un par de diablos pelirrojos, no debe ser tarea fácil. Como tampoco lo supone perder a alguien muy querido. Pero Molly aparece como una madre cariñosa con sus retoños y con tal bondad, que no duda en acoger a Harry y hacer de su familia un nuevo hogar para este huérfano perseguido. Al igual que el gran sacrificio que hace Lilly Potter por su hijo, Molly representa para todos esa figura maternal y amorosa. (Al contrario que la tía, Petunia Dursley, quién se ve forzada a hacerse cargo de su no tan querido sobrino.) Con todo ello, aunque la autora nos enseñe todas esas facetas amables y cuidadosas, este personaje no duda en defender con uñas y dientes a su familia. En especial a su única hija de cierta maga malvada.

  • Molly-not-my-daughter
  • Y así es, hablamos de Bellatrix Lestrange. Surge como una hermosa bruja en la casa Slytherin de Hogwarts, mortífaga y fiel seguidora de Voldemort. Una de las pocas mujeres dentro de este selecto grupo de torturadores, si no la más peligrosa. Bellatrix nos supone una villana secundaria cuyo fin es servir a Voldemort. Atrapada en Azkabán tras la primera guerra mágica, escapa en 1996 junto a otros nueve mortífagos. Bellatrix
    Poco van a importar, pues es Bellatrix quién lleva la gran carga de haber liquidado a, al menos, cuatro personajes muy queridos. Entre ellos, gran parte de su familia, por la que no suele mostrar afecto, pues su único amor es Voldemort. La locura de ese amor enfermizo la conduce a actos inimaginables. Se mantiene orgullosa de ello, con esas ideas claras de superación de la sangre pura ante la sangre sucia. Es tal el poder de Bellatrix que logra ganarse el respeto de aquel a quien sirve. Es temida por todos, y con razón. No nos decepciona en ningún momento, como personaje malvado es completo. Complicada, inestable, a veces desquiciada pero astuta y con una gran iniciativa. A pesar de todo, no deja de ser una bruja con mucho talento para las artes oscuras, y además, la hermana mayor de Narcissa Malfoy.

  • La madre de Draco es otro ejemplo de cómo las madres se sacrifican por sus hijos en esta saga. En este caso, Narcissa Malfoy pertenece a un alto rango social y desea proteger y dar cariño a su hijo por encima de cualquier mal. Incluso sabemos queenviaba a Draco dulces todos los días mediante lechuzas, y que fue ella la que decidió que su retoño rubio asistiese a Hogwarts (pues pillaba más cerca de su casa). Aunque Narcissa no parece una mujer realmente feliz, notamos como ella y su marido hacen alguna que otra donación a hospitales. Sus riquezas y su porte no son más que fachadas, se consideran mortífagos y seguidores de Voldemort. O más bien, «falsos seguidores», que no llegan a ser tratados como iguales en esas oscuras esferas. Al igual que su hermana mayor, cree con fidelidad en la pureza de la sangre. Pero ambas, poseen una gran discrepancia, ese algo que no convierte a Narcissa en una antagonista más: el amor hacia su familia. Por ello, Narcissa se pone en peligro varias veces, hasta el punto de mentir a Voldemort. Narcissa-Malfoy
    Y es que la palabra «Malfoy» de por sí significa infiel, un hecho que le viene que ni pintado a esta familia. Pero recordemos que Narcissa nace siendo una Black. También podríamos destacar de ella su capacidad para el duelo, pues es capaz de luchar contra Harry Potter o Ron Weasley en igualdad de condiciones.

  • Para mí, y supongo que para muchos, la figura femenina más importante no es nada más y nada menos que Lily Evans. Lily-Potter
    Es una bruja talentosa nacida de muggles, por lo que podríamos incluso asemejarla al personaje de Hermione. Es envidiada por su hermana Petunia y recibe el amor platónico de Severus Snape. Lo que de verdad llama la atención de Lily es que, a pesar de no estar de por sí en la historia supone un punto de inflexión para una gran mayoría de personajes, cambiando su conducta de forma radical. Se casa con James Potter, ya que su amistad con Snape acaba cuando él la insulta en un momento de furia. Aparece como una mujer feliz: amable con Sirius Black, Dumbledore y parte de la Orden del Fénix. Es tal el cariño hacia Lily que Dumbledore en cierto modo este se siente responsable de su hijo al quedar huérfano, ya que resulta el mayor mentor para Harry. Pero lo que destaca a primera vista de este personaje es el enfrentamiento que supone hacia Voldemort. Lily, sin varita, decide no apartarse de Harry en ningún momento. Incluso cuando el propio villano de la saga le advierte de que si se aparta la dejará vivir. Da su propia vida para proteger a Harry. No existe amor más fuerte que ese lazo esencial, por lo que Lily vive a través de su hijo. Porque es una parte de ella, y él vive porque su madre tuvo mucho valor. «No se apartó, nunca lo hizo.»

  • Otro de mis personajes femeninos favoritos es Luna Lovegood. ¿Quién no quiere ser como Luna Lovegood? Luna-Lovegood
    Un espíritu libre, a quien no le importan los comentarios ajenos. Viste como quiere, lleva el pelo como quiere, hace lo que quiere. Y no molesta a nadie. No es que Luna tenga un papel primordial en la trama, ni tampoco grandes apariciones. Sí es cierto que es capaz de ver Thestrals tras ver morir a su madre por un hechizo fallido. Pero a pesar de su conducta disparatada y ocurrente, no nos resulta una extraña más en la historia. Quizá Luna aparece como ese personaje lejano, aislado del resto, que al mismo tiempo se convierte en alguien especial. Por cómo es, por su personalidad, es fiel a sí misma. Es un personaje con mucha dignidad que aportar e ideas que defender. Suele estar ahí para apoyar y echar una mano a los demás. Acaba siendo una reconocida bióloga del mundo mágico.

  • Nymphadora Tonks, o Tonks, como la conocemos, tiene un gran currículo. Formó parte de la casa Hufflepuff, sin llegar a ser prefecta por mal comportamiento. Se entrenó como auror y fue una de las componentes de la Orden del Fénix. También trabajó en el Ministerio de magia y ayudó a la guardia del Departamento de misterios, infiltrándose y participando en numerosas batallas. Fue metamorfomaga, una cualidad realmente única. A veces Tonks podía resultar un poco torpe, pero al mismo tiempo era sarcástica y divertida. Era una mujer adulta aunque no se comportase como tal la mayor parte del tiempo. Otra de sus muchas características era ser directa e impaciente, lo que fue de gran utilidad en la historia. Tenía un gran corazón, siendo capaz de aceptar a Remus Lupin como pareja. Al igual que Fleur Delacour acepta a Bill Weasley (quien fue atacado por un licántropo), Tonks no veía por qué no podía amar a Remus. Sufre una fuerte depresión al estar separados, pero al tomar la dura decisión de estar juntos, consigue ser feliz y tener un hijo. Metamorfomago, como ella.

  • Tonks

Y, para terminar, declaro un duelo de profesoras. Entre heroína y antagonista. Y es que una no puede ser más distinta a la otra de lo que ya lo son. Os hablo de Minerva McGonagall VS. Dolores Umbridge.

Umbridge

Dos personas que aparentan ser tranquilas pero a las que se puede encender fácilmente. No se trata de quién es mejor que quién, ambas son mestizas y altas figuras del mundo mágico (aunque creo que todos tenemos una clarísima favorita). Lo gracioso es que Umbridge adora a los gatos, y el hecho de que el animago de McGonagall sea explícitamente un gato… (¡Sus patronus son gatos!) Nunca deja de ser maravilloso. Ambas son rectas y de principios inamovibles, por lo que se enfrentan de vez en cuando. Lo que hace que gracias a ellas tengamos una trama realmente interesante y compleja. Entre ellas hay un gran número de semejanzas, pero sobre todo y aún si suena contradictorio, grandes diferencias.

McGonagall
  • Minerva por su lado consigue un puesto en el Ministerio Mágico, pero lo abandona junto con su temprano casamiento, para ser profesora en Hogwarts, y más tarde, jefa de departamento. Por lo que esta mujer interpone su magia, aquello que la hace magnífica, ante su amor con un muggle. Aunque puede resultar rígida o seria, Minerva desea enseñar y proteger a sus alumnos cueste lo que cueste. No deseaba ser como su madre que siempre la envidió por su talento y por la gran confianza que otorgaba a sus amigos o allegados. Es un personaje que se deja descubrir poco a poco, lo que la hace conseguir el cariño del lector en su debida evolución. Se convierte en directora de Hogwarts acabada la guerra y le es otorgado el premio de la Orden de Merlín.

  • Al contrario, Dolores Umbridge se hace odiar de golpe y porrazo. Una mujer mayor, severa. Alguien que aparenta algo que en el fondo no es, pues bajo esa capa de pomposidad, se esconde una verdadera dictadora. No es tan sencillo crear un personaje que se desprecie de tal manera, por lo que hay que felicitar a J.K. Rowling. Umbridge está orgullosa de cómo es, de sus principios morales. Verdaderamente cree que lo que hace es lo correcto, que engañar y mentir está bien si lo haces por un fin concreto. Esa actitud le hace ascender puesto tras puesto, derrotar a sus enemigos e incluso consigue, por medio del lector, más odio que Voldemort en ciertos momentos. Trabajó en el Ministerio de magia, llegó a ser profesora de defensa contra las artes oscuras y directora de Hogwarts tras el escándalo de Dumbledore. Su arrogancia la lleva a un final desastroso, pues Umbridge se consideraba alguien de una inteligencia superior, pero al final no fue más que una necia cuyos planes fallaron estrepitosamente, en gran parte, gracias a Hermione.

Y eso es todo por ahora. Soy consciente de que me quedan otras grandes brujas sin mencionar. Pero eso ya lo dejo para aquel que se aventure a comentar. ¡Varitas arriba, mujeres arriba! Arriba la igualdad.

También te puede gustar

4 comentarios

  1. Hola Eli!!

    Yo también quiero ser como Luna Lovegood. Esa chica es amor. Pero sin duda uno de mis personajes favoritos de esta saga es Hermione (Love) y como profesoras McGonagall, adoro tanto al personaje como a la actriz que lo interpreta. (Creo, solo creo, que mi patronus sería un gato...o un zorro, no sé)

    Perfecta primera entrada, a lo grande! E increíble la presentación de la página y de la entrada :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchísimas gracias Sam! Luna y McGonagall también son mis favoritas. x3 ¿A que el mapa es una pasada? Alex hace un gran trabajo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encanta! A veces no nos damos cuenta de la importancia de los personajes de los libros, pero a fin de cuentas son mujeres con las que hemos crecido a lo largo de nuestra infancia hasta convertirnos en mujeres. Las brujas de toda esta saga son todo un referente, tanto las más odiadas como las más queridas y de todas ellas se puede aprender. Personalmente me quedo con Luna y Hermione, muy diferentes, pero ambas con personalidades increíbles. <3 ¡Genial trabajo Eli! ^^
    PD: Llevo un buen rato intentando clicar en la snitch... Creo que lo mío no es ser buscadora.

    ResponderEliminar
  4. ¡QUE BUENO LO DE LA SNITCH DORADA! XD Alex es un amo progamando. Te animo a leer todas las entradas de esta semana de mis compis, todas serán de Harry Potter ^^ Gracias bella, y totalmente de acuerdo. (Quería haber comentado más de Luna pero me iba a quedar un versículo de la Biblia muggle...) :3

    ResponderEliminar

Subscribe